La Curiosa Historia tras las Marcas Puma y ADIDAS

La Curiosa Historia tras las Marcas Puma y ADIDAS

Dos de las marcas más populares de zapatillas deportivas traen consigo una historia de rivalidad familiar en el contexto de una Guerra y de una Alemania que vio conocer el resurgir del calzado deportivo.

Y es que sería en el estado de Baviera donde Cristop Dassler que trabajaba cosiendo zapatos se tendría dos hijos, Adolf y Rudolf que se iban a convertir en los fundadores de todo un emblemático imperio.

Tras volver de la Primera Gran Guerra, Adolf se decidiría por emprender su gran sueño de fabricar zapatos mientras que Rudolf empezaba a trabajar en una empresa mayorista de cueros.

Los inicios fueron complicados al encontrarse en un periodo de posguerra donde era difícil conseguir los materiales necesarios para llevar a cano la producción. Esta fue la razón de buscarlos en los restos que los soldados habían dejado esparcidos por los campos de batalla, entre otras cosas, botas, cascos, paracaídas, mochilas o neumáticos.

Su hermano Rudolf no tardaría en sumársele encargándose de las Relaciones Públicas de la empresa para lo que tenía un talento natural.

Poco a poco surgiría la vanguardista idea para la época de crear la primera línea de calzado deportivo.

Por entonces en los años 20, la mayoría de los deportes se hacían con los mismos zapatos que el resto de las actividades diarias, así que la mayor comodidad de los diseños de Adolf y Rudolf no tardaría en tener éxito entre los deportistas.

Uno de los momentos clave fue en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam de 1928, donde Lina Radke corrió llevando en sus pies unas zapatillas Gebrüder Dassler Sportschuhfabrik y ganó para Alemania la medalla de oro.

Adolf Dassler no tardó en descubrir en esta alianza con deportistas de élite una combinación ganadora, ese era el concepto que necesitaban para conseguir por fin dar visibilidad a su marca.

Una Historia de Rivalidad

Ahora bien, no se trata de una historia de éxito y felicidad, si bien el éxito económico fue inconmensurable la relación entre los dos hermanos fue muy complicada.

Barbara Smit, periodista holandesa llevó a cabo un exhaustivo trabajo de investigación que recopila en su libro “Hermanos de sangre” donde relata esta historia de lucha fratricida.

La lucha entre hermanos que hay detrás de estas emblemáticas marcas que llevan varias décadas como referencia mundial de la ropa deportiva.

Resulta curioso pensar que hace menos de 50 años no existían tiendas de deportes y ahora sean complejos enormes que empiezan también su andadura online.

Precisamente, en Marian’s Sport que se especializa en Futbol, ADIDAS y PUMA son dos de las marcas principales de su catálogo y siempre añaden innovaciones en cuanto a la tecnología del calzado deportivo.

Lo que empezó con estos dos hermanos alemanes se ha convertido en toda una fusión de arte y tecnología al servicio del deporte.

Precisamente Smit señala que “ a nivel mundial eran los que mejor calzado estaban haciendo. Lo que fue decisivo para su éxito es que fueran enemigos entre ellos, porque esa competencia hizo que el negocio creciera. Cuando legó Nike se encontró con un duopolio ya establecido en el mundo de los deportes”

Y es que fue al separarse, el momento en el que nacieron, por un lado, Adidas (por Adi-Dassler) y Puma, una competición en la que siempre llevaría ventaja la primera.

“Estaban obsesionados el uno por el otro. Hay indicios de que podían exagerar su rivalidad para ganar publicidad, pero el hecho es que les costó mucho dinero a ambos”, señala Smit.

No cabe duda de que el ingenio para las relaciones públicas no solo les traería un gran éxito sino que revolucionarían el mundo del deporte por completo al tener la idea de que las multinacionales invirtieran en acontecimientos deportivos y estos acabasen por convertirse en eventos planetarios.

Una enemistad que cambiaría el mundo del deporte como apunta Smit al comentar cómo la alianza con los deportistas y las marcas crearía una nueva forma de entender el negocio del calzado.

En este sentido, la periodista añade que “los grandes nombres del deporte ahora se asocian a las marcas, y todo ello viene de un atleta de las Olimpiadas de los 60 que utilizó la enemistad entre los hermanos para financiar su carrera gracias a los dos. Corrió con las zapatillas Adidas y se subió a recoger el premio con las Puma”

 

Deja un comentario