Los viajes de lujo se imponen

Los viajes de lujo se imponen

Ahora que llega el verano, miles de familia se preparan para irse de vacaciones, ya que es el momento perfecto para tomarse esas vacaciones que tan merecidas están. Porque todo no va ser trabajar, y los descansos bien merecidos son bien necesarios, independientemente de la época del año que elijas.

Pero la realidad es que el verano es la época preferida por muchas personas, ya que la temperatura acompaña para desplazarse a los lugares de costa, dónde es muy agradecido pasar calor con el mar o la piscina cerca para refrescarte. También está la opción de viajar al extranjero, y existen lugares realmente emblemáticos, como Londres dónde es raro pasar calor y hay mil cosas por hacer.

Cuando nos ponemos a pensar en irnos de vacaciones, nos encontramos con una principal limitación, la económica, que es la que determina el lugar, el modo de desplazamiento y el dinero para gastar en el destino elegido. La mayoría de las personas va ahorrando parte de sus sueldos a lo largo del año para permitirse unas buenas vacaciones, pero hay un porcentaje que no sigue esta pauta.

Como podemos imaginar estoy hablando del porcentaje de gente rica que se puede permitir viajar con todo lujo. Este porcentaje de la población elige lugares que pueden ser accesibles para la mayoría, no así las actividades que quieren realizar. Aunque lo normal es que elijan lugares apartados de las guías de viaje, precisamente por lo inaccesibles que son y lo exclusivo que es ir a este lugar.

Este tipo de viaje de lujos no son una novedad, han existido desde tiempos inmemorables. Y un claro ejemplo son los safaris a África que hacían los lores británicos del siglo pasado. Actualmente, los viajes exclusivos son aquellos que te llevan al polo norte o a la base de los volcanes activos con total seguridad. En el artículo de hoy vamos a hablar de porqué este tipo de viajes están triunfando.

Porqué están triunfando este tipo de viajes

Algunas empresas, conocedoras de esta interesante demanda del cliente premium, ya llevan años trabajando para cubrir este tipo de mercado. Y es que existen una gran cantidad de empresas orientadas a los servicios de lujo. Mercer Barcelona es un Hotel Boutique de lujo cinco estrellas que destaca por estar situado en un entorno único en el corazón de Barcelona, y orientado a satisfacer la búsqueda de exclusividad y de una experiencia singular

Así, el cliente del lujo describe qué le gustaría hacer durante su viaje. La empresa por su parte también le informa de las múltiples posibilidades que tiene a su alcance. El tiempo medio de diseño de un viaje exclusivo de este calibre puede rondar el mes, pero el cliente no tiene inconveniente en ello, ya que es partícipe en todo momento de cada uno de los pasos que se van a llevar a cabo, y participa activamente en la toma de decisiones. Obviamente este diseño único del viaje conlleva un precio en torno a los 5.200 euros por persona como mínimo, el límite lo pone el usuario.

Las empresas organizadoras de este tipo de viajes están acostumbradas a hacer realidad las ideas de los usuarios, que van desde el alojamiento en los mejores hoteles y transportes vip individuales, hasta la posibilidad de visitar un monumento completamente a solas sin el barullo de los turistas de a pie. Hay quien prefiere bucear en el Ártico o ver amaneceres increíbles desde globos aerostáticos, todo tiene cabida.

Poco a poco, este tipo de turismo de alto lujo se ha ido afianzando y ha ido ganando adeptos, cada vez son más los dueños de grandes fortunas que recurren a empresas especializadas para diseñar sus viajes a medida. Clientes habituales son, por ejemplo, las parejas de novios, que no dudan en invertir bastante dinero en un viaje que quieren que sea inolvidable.

Lo mejor de todo es que el cliente español suele realizar este tipo de itinerarios en países y destinos extranjeros, pero a su vez, el turismo en España no hace más que crecer y eso significa que clientes vip de otros países demandan cada vez más viajes diseñados a medida y totalmente personalizados cuyo destino es la península ibérica, con todos los beneficios que eso supone para el sector.

 

Deja un comentario