Prepárate para no pasar calor

Prepárate para no pasar calor

El mes de mayo es un mes de transición, en el que pasamos de un tiempo fresco a un calor abrasador en algunas provincias de España, sobre todo en el sur y el sureste de España. En el norte de España, mayo supone la entrada en el verano, pero este prácticamente se nota, pues el calor suele aparecer unos pocos días, dejando lugar a nubes y claros o lluvias.

Este verano ha sido especialmente lluvioso en España, lo que es realmente positivo, ya que el nivel de los embalses sube y la situación para los agricultores mejora. En algunas zonas de España se han sufrido daños, como en el noreste de la península que se han perdido cosechas enteras como consecuencia del desbordamiento de los ríos.

Si echamos la vista hacia atrás vemos cómo año tras año el verano empieza más tarde y, correspondientemente, acaba más tarde. Esto no deja de ser una muestra de los efectos del cambio climático, que a pesar de lo que nos quiera hacer ver el presidente de los Estados Unidos de América Donald Trump, es una realidad inminente. 

La temperatura en el ambiente es uno de los factores por los que, sobre todo niños, ancianos y adultos con problemas del corazón, se ven afectados. Y de hecho no es raro ver en las noticias que un anciano ha tenido que ser atendido por un golpe de calor, o que las fuentes se convierten en piscinas improvisadas.

Para evitar estas situaciones es necesario seguir unas pautas respecto a la manera de vestir, ya que mucha gente no presta atención a las prendas que se ponen en verano, y esto es un fallo, ya que la ropa puede ser un factor muy importante a la hora de no dejar salir el calor, lo que influye en función del material y el color de las prendas

Con el fin de ayudar a nuestros lectores, hoy vamos a ofrecer consejos para evitar que la ropa nos asfixie y nos impida disfrutar de la mejor temporada del año, el verano. Aunque siempre recomendamos tener sentido común a la hora de vestir, en especial en niños y mayores porque son los más vulnerables al calor. 

La ropa cuenta mucho

En primer lugar, evita vestir con colores oscuros, ya que estos retienen el calor. Otros tonos como el rojo también se deben esquivar por esta misma razón. Los colores claros como el blanco y los pasteles serán tus mayores aliados, ya que reflejan la luz y el calor y por lo tanto repelen las altas temperaturas. Cuando el color es muy vivo, como el amarillo o el naranja, también se rechaza el color. Por esto, intenta vestir con estos colores cada vez que te sea posible en verano. De este modo, el cuerpo se mantendrá ligeramente más fresco.

En segundo lugar, Intenta escoger ropa que pese poco y que sea suelta, que no se te pegue al cuerpo ya que esto propicia la sudoración. Mientras estés en casa lleva ropa muy fresquita como vestidos finos o shorts y camiseta de tirantes, de esta manera no pasarás calor innecesariamente, y además podrás ahorrarte encender el aire a condicionado.

En tercer lugar, cuando estés en el exterior cúbrete la cabeza. Una pamela, un sombrero, un pañuelo, una gorra o una bandana evitarán que los rayos del sol impacten directamente en tu cabeza, lo que te puede salvar de mareos y dolores. Procura que estos accesorios también tengan ventilación para que pueda entrar y salir el aire. Así mismo, es mejor si estos cubrecabezas provocan sombras en tu rostros, orejas y cuello.

También es importante que cuando estés fuera también lleves gafas de sol el máximo tiempo posible. De esta manera protegerán tu vista de los rayos UV y UVA y estarás protegida del sol en una gran parte de tu cara. Existen gafas con filtros polarizados que ayudan a que menos rayos dañinos lleguen a tus ojos.

Por último, si te resulta muy complicado encontrar ropa con las características que te hemos descrito te será más fácil si la buscas en tiendas online, ya que siempre encontrarás más variedad que en las tiendas físicas. HHG es una empresa mayorista de moda que desde 1985 ofrece cada temporada dos colecciones anuales de moda de mujer, al por mayor y de máxima calidad a precios muy ajustados.

Deja un comentario