Haz que tu cutis luzca mejor

Haz que tu cutis luzca mejor

Pasado el 8 de marzo, día internacional de la mujer, se me viene a la cabeza una reflexión. ¿Cuántos de vosotros habéis cambiado de hábitos hacia otros que se han atribuido normalmente a las mujeres? Este es una reflexión bastante interesante, pues yo como hombre he de decir que cada vez más veo como la sociedad se está adaptando a tratar al género femenino en las mismas condiciones que al masculino, pero por desgracia no a la velocidad que se debe.

Con esta reflexión venimos a poner en jaque el tema del cuidado corporal, un asunto que tanto hombres como mujeres cuidamos, pero no de la misma manera. Y no venimos a decir si la belleza depende de si el hombre se depila, o de si lo hace la mujer, lo que hoy revindicamos es el hecho de que el cuidado físico es hoy más que nunca algo de ambos sexos.

La primera vez que fui a que me hicieran una limpieza facial fue con unos catorce años, ya que el acné no daba tregua y mi madre me llevó a una esteticien. Al saber mis amigos que mi plan de tarde había sido ir a la esteticien en lugar de estar jugando con ellos a la pley se burlaron como adolescentes, mientras la grasa de su cara alimentaba más los granos. Lo difícil de entender no es que los niños se rían, es que los adultos también lo hacen, pues hay muchos hombres que piensan que acudir a una esteticien es algo que te hace “menos hombre”. Parece que ser más hombre es estar en el gimnasio machacando los músculos y bebiendo batidos de proteínas que te dañan el hígado. Pero esto no es así, sobre todo ahora que las mujeres hacen tanto o más deporte como los hombres.

A lo largo del día estamos sometidos a una gran cantidad de factores que dañan nuestra piel, como el tabaco, la deshidratación, algunos productos de maquillaje, o incluso el agua caliente. Y es por eso que la limpieza facial se hace más imprescindible que nunca cuidar de nuestro rostro, porque a diferencia de Aria Stark, nosotros no podemos cambiarlo.

Por eso, en el artículo de hoy os vamos a traer una pequeña guía sobre cómo hacerte una limpieza facial en casa. Aunque esto no quiere decir que de vez en cuando debamos ir a hacernos una limpieza facial por un profesional. Personalmente siempre he confiado en los profesionales que utilizan aparatología de S. Estétic, ya que utilizan lo más innovador para ofrecer resultados muy convincentes.

La clave es una buena limpieza facial

A la hora de hacerte una limpieza facial en casa, debes de seguir ciertas pautas que aunque no son obligatorias condicionan el resultado. De esta manera, en apenas quince minutos podrás tener una piel libre de impurezas y limpia para causar las mejores impresiones, independientemente de tu sexo.

El primer paso que debes de hacer para poder actuar sobre la piel es quitar todo tipo de maquillaje o cremas que tengas en la piel. Para ello es recomendable utilizar leche desmaquillante, o agua micelar que está de moda. Aunque también existen productos que limpian y purifican la piel al mismo tiempo, preparando el cutis para una limpieza adecuada.

Ten en cuenta que la limpieza de la piel puede reducir el acné, manchas o arrugas si la realizas todas las noches. Y es que existen productos denominados peeling que acaban con las imperfecciones. Además de otras sustancias como el ácido glicólico que se obtiene de sustancias naturales que actúan en la capa superficial de nuestra piel contra el envejecimiento.

Por lo tanto, si tienes marcas de haberte explotado granitos, y manchas derivadas de la cicracitación de los mismos, puedes eliminarlas haciéndote una limpieza diaria. Además, estarás ayudando a descongestionar los poros de la piel, eliminando los puntos negros que tanto molestan.

El último paso después de la limpieza es hidratar la piel, para ello aplica una crema o mascarilla hidratante que sea óptima para la piel. En tu esteticien de confianza o en cualquier tienda en la que vendan productos para el cuidado facial te ayudarán a elegir este tipo de cremas, pero cuidado verás que hay tantas posibilidades que a lo mejor quieres llevarte varias.

Deja un comentario