Maneras de ganar espacio y calidad de vida en nuestro piso

Maneras de ganar espacio y calidad de vida en nuestro piso

Existen infinidad de consejos que se pueden tener en cuenta para intentar mejorar nuestra calidad de vida en el hogar. Este es, sin duda, uno de los grandes propósitos y objetivos que tienen en mente muchas personas. Y es que la calidad de vida que tenemos en el hogar determina muchas veces lo felices que somos. Hay que tener en cuenta que pasamos muchas horas en nuestra vivienda, sobre todo ahora que todos los consejos sanitarios giran en torno a eso y que es imprescindible salir solo para lo que realmente sea necesario. 

Uno de los consejos más repetidos en lo que respecta a la adecuación de nuestro hogar es el de ganar espacio dónde se pueda. Ni que decir tiene que abrir espacios para no agobiarnos y para poder movernos con más libertad por toda la casa es algo que nos hace sentir mucho más tranquilos y que da más sensación de orden e incluso de limpieza, lo que se traduce, a su vez, en una mayor comodidad para todos los habitantes de la casa. Esa es la teoría. Sin embargo, mucha gente suele trabarse a la hora de poner en práctica esta cuestión. 

Hablamos de un tema para el que hay que realizar un estudio previo. Hay que hacerse preguntas antes de empezar a mover muebles sin sentido y en total anarquía. ¿Dónde me interesa ganar espacio? ¿Qué muebles o espacios son los que menos utilizo? Empezar a resolver cuestiones como estas son las que nos hacen empezar a ver diferentes vías para ver cumplidos nuestros objetivos. Hay que empezar la casa siempre por los cimientos y no por el tejado. Si operamos precisamente empezando por el tejado, estamos seguros de que el resultado de nuestro proyecto no es el adecuado. 

Hay que tener en cuenta que España es uno de los países del mundo en los que más vivienda vertical hay. Como podemos ver en muchos de nuestros pueblos y ciudades, hay una gran cantidad de pisos en todo el territorio nacional, pisos que fueron construidos, en muchos casos, durante la década de los 60 o 70, las conocidas como las décadas del boom inmobiliario en España. No cabe la menor duda de que es en espacios como esos donde más problemas de espacio podemos tener en un momento dado. Serán los dueños de esas viviendas los que tengan que agudizar el ingenio para tratar de ganar en comodidad. 

La opción y truco escogido por parte de los propietarios de pisos en España para ganar espacio en sus hogares es cerrar su terraza y hacer de ese espacio un lugar habitable durante todas las épocas del año y no solo en verano. Una terraza es ideal durante las noches de julio o agosto, o para las tardes de mayo, pero el resto del año es un espacio muerto en los pisos de miles de españoles. Por eso, y en opinión de los chicos y chicas de Rolltec, sigue aumentado la cantidad de personas que se plantean prescindir de su terraza y convertirla en una estancia más de su piso. 

Algo que ocurre también en las casas 

Nos ha sorprendido saber que lo que os hemos venido comentando hasta ahora también ocurre en las casas, no solo en los pisos. Y es que también crece la cantidad de gente que, viviendo en una casa, apuesta por prescindir de sus terrazas o balcones y cerrarlos para ganar metros cuadrados. Desde luego, la utilidad de una acción como de la que estamos hablando es tremenda y está fuera de toda duda. Sobre todo si la casa es habitada por una familia grande, que necesita de más espacio para moverse y para almacenar sus enseres personales. 

Lo que es evidente es que cualquier truco merece consideración antes de ser puesto en práctica. Es la mejor manera de conseguir dar en el clavo y ver cumplidos todos nuestros objetivos. No estamos en una buena época para sentirnos incómodos en nuestro propio domicilio. A decir verdad, ningún momento es bueno para estar así, pero teniendo en cuenta la situación provocada por el coronavirus, es menos conveniente si cabe tener problemas en ese sentido. 

Estamos convencidos de que, poco a poco, va a ir creciendo el volumen de personas que se encuentran cómodas en el lugar en el que viven. Es algo necesario y realmente importante para ser felices y para conseguir todos nuestros objetivos en la vida. Alguien que no se encuentre a gusto en su casa, trabajará peor. Alguien que no se encuentre a gusto en su casa, no disfrutará de su vida social. Y tampoco conseguirá, en definitiva, ser feliz. ¿Esa es la vida por la que hemos peleado y trabajado tanto? La verdad es que no. Es hora de obtener lo que nos corresponde.

Deja una respuesta