Lo esotérico está más de moda que nunca en nuestro país

Lo esotérico está más de moda que nunca en nuestro país

¿Alguna vez habéis sentido curiosidad por lo oculto y lo esotérico? Seguramente hayáis tenido algún contacto con todo lo que tiene que ver con estas cuestiones. Es fácil que un amigo vuestro o que alguien de vuestra familia haya tenido curiosidad por el asunto y que os haya hablado de eso. No ha habido momento en la historia reciente en el que haya habido un interés mayor por estos temas que la actualidad en la que nos encontramos. Y es que, por supuesto, hoy disponemos de más información que nunca al respecto.

La sociedad moderna también tiene una gran ventaja con respecto a las antiguas. Y es que la modernidad se ha quitado de encima algunos de los tabúes que existían en el pasado. Eso es muy importante en el desarrollo de las ciencias en muchos sitios y la verdad es que es lo que ha ocurrido con el esoterismo. Ni que decir tiene que, de cara a los años que vienen, estos tabúes van a terminar de derrumbarse y que va a aumentar la cantidad de seguidores que el esoterismo tiene ya no solo en toda España, sino también en todo el mundo.

Es cierto que el esoterismo todavía tiene que crecer bastante en un país como lo es el nuestro. Según una noticia que vio la luz en la página web Ferias Info, de las 119 ferias que hay en nuestro país, solo 2 son de esoterismo. Es cierto que son pocas, pero huelga decir que antes, hace apenas unos pocos años, no había ninguna. Desde luego, parece lógico pensar que esta iniciación en la materia todavía tiene que terminar de concretarse un poco más. Y estamos seguros de que así va a ser a no tardar. Viene sucediendo en el conjunto de países que componen la Unión Europea y nosotros no vamos a ser ninguna excepción, os lo podemos asegurar.

Los propios profesionales del esoterismo en España confían en un aumento de la popularidad de este sector en los próximos años. Así nos lo han hecho saber desde El Árbol de la Vida, 5, cuyos empleados y empleadas manifiestan que la demanda de sus productos se viene potenciando año a año y que la facturación de este principio de 2022 ya es incluso superior a la de varios años completos de la última década. Sin duda, este tipo de datos son sintomáticos y ayudan a comprender la dimensión del crecimiento de una tendencia como el esoterismo.

La heterogeneidad, clave del crecimiento 

No nos cabe duda de que una de las cosas que más va a contribuir a ese crecimiento es el grupo tan heterogéneo de personas que confían en un asunto como del que estamos hablando y al que le está llamando la atención todo lo que rodea al esoterismo. Hay personas mayores, jóvenes, hombres, mujeres y gente con más o menos dinero que muestra interés por un asunto que, sin duda, va a seguir creciendo en los próximos años en España y que ha venido para quedarse.

Siempre se ha tenido la certeza de que las mujeres de mediana o avanzada edad eran las que más interés mostraban por un aspecto como del que os estamos hablando, pero la realidad va cambiando con el tiempo y no cabe duda de que lo ha hecho en este caso. Sin duda, el esoterismo ha captado la atención de una buena masa de gente que va a continuar creciendo de cara a los años que están por venir y que va a poner al esoterismo en el lugar que le corresponde dentro de esta sociedad.

Dicen que lo difícil no es llegar, sino que tiene mucho más trabajo detrás el mantenerse en lo más alto y seguir siendo tendencia para millones de personas en todo el mundo. La situación en la que se empieza a encontrar el esoterismo es un poco así: ya es una referencia para mucha gente, pero se está convirtiendo en algo todavía más potente y que va a adquirir un papel a tener en cuenta para más y más personas tanto en nuestro país como en naciones de diferentes continentes. Los datos así lo avalan, desde luego.

Eso de quitarse de encima algunos estereotipos está bien y deberíamos aplicarlo todavía más a lo largo de nuestras vidas. Seguro que todos y todas descubriríamos algo que nos sorprendería y que haría que nos replanteáramos algunas de las cosas y de los valores que hemos asumido como propios a lo largo de nuestra vida y que marcan quiénes somos. Ojalá que esos estereotipos pueden transformarse y que analicemos las cosas tal y como son, no por lo que creemos que son o por las cosas que la sociedad ha venido sosteniendo al respecto.

 

Deja una respuesta