Extensiones de pestañas

Extensiones de pestañas

Las extensiones son ya muy famosas para los influencers y las celebrities. Son pocas ya las que no se animan a realizarse este tratamiento estético con el que podemos contar con una mirada radiante, incluso aunque estemos recién levantados de la cama y sin maquillaje. Hablamos de un auténtico boom que también se ha extendido a la población en general, donde cada vez hay más centros de este tipo.

Las extensiones son un tratamiento de lo más personalizado

De lo primero que tenemos que saber es que las extensiones de pestaña es todo un universo. No existe un solo tratamiento, se pueden elegir el número de pestañar, el grosor y la curvatura. Con estas variantes se puede obtener una mirada natural o de mayor sofisticación. En algunos centros hacen un análisis de las pestañas naturales que ya tienen las pacientes, la curvatura, longitud y el grosor, así como la forma que tiene el ojo, de tal forma que se aconsejan las extensiones de pestañas que sean más adecuadas para que se realce la mirada.

Elección de un centro de belleza con homologación

Lo primero es la búsqueda de un centro en el que confiemos, algo que como nos dicen los profesionales de lovelylashes.es es vital para que quedemos satisfechos con el tratamiento en cuestión y no se dañen las pestañas naturales.

Siempre que pongamos una buena extensión no habrá problemas. La sobrecarga es una parte fundamental que deben controlar los profesionales. Se debe guiar al cliente para obtener un buen resultado. Aunque todas las mujeres quieren contar con pestañas más largas o espesas, no a todo el mundo le sienta bien la misma clase de pestañas.

¿Cómo se ponen las extensiones de las pestañas?

Déjate asesorar por los expertos que te ayudarán a elegir la extensiones mejores dependiendo de las pestañas y de la forma de los ojos. Si se va a un centro prestigioso, lo que ocurre es que te vas a asegurar de que los materiales de que estén realizadas las pestañas y su pegamento habrán pasado los controles que son establecidos por la U.E. Las extensiones más habituales suelen ser las de seda o poliéster.

Una técnica que no produce dolores para los pacientes. Dependiendo de la cantidad de pestañas colocadas, el tratamiento se puede extender, desde cuarenta minutos hasta hora y media, pues se precisa bastante precisión para la elección de pestañas naturales de mayor grosor y que se pegue la extensión.

Aunque es cierto que usan pegamento, es de tipo médico, homologado y no puede entrar en los ojos, puesto que en el tratamiento debe estarse con los ojos cerrados.

Eso sí, como muchos profesionales dicen, las extensiones de pestañas no son aptas para todo el mundo y no se pueden poner en ojos que tengan alergias o infecciones. No hay inconveniente cuando se usan lentes de contacto o aunque tengas gafas, pero hay que decirlo antes para hacer la curvatura final de las propias extensiones.

¿Cuánto tiempo van a durar?

Las extensiones podemos colocarlas con la buena ayuda de pinzas o de pegamento en las pestañas naturales,  de tal forma que puedan parecer más largas, curvadas y extensas.

Las extensiones de tamaño reducido por lo general duran del orden de tres a cuatro semanas. En el caso de que sean de tu agrado y deseas seguir teniendo una mirada atractiva, debes ir mensualmente para mantenerlas, así es como se reponen las que se caen. En el caso de que no desees que se repitan, solo tienes que dejar que se caigan y volver a utilizar tu máscara.

Solo son necesarios una serie de cuidados en los primeros días, pues no se deben mojar hasta que no pasen 48 horas ni que se encuentren en contacto con saunas, aceites o vapores. De igual forma, es fundamental saber que no hay que utilizar máscara ni desmaquillante de ojos, en especial si tiene aceites, porque se dañan las extensiones. Sí que se pueden utilizar desmaquillantes en base acuosa.

En cuanto a la repetición del tratamiento, no hay problemas, pero va a depender de la pestaña natural. Las que son gruesas cuentan con una resistencia mayor y las pestañas que son más finas o débiles es necesario que descansen. Lo mejor es que el cliente se deje aconsejar por los profesionales de cara a ver qué es lo mejor para que las pestañas se mantengan saludables.

Deseamos que este artículo haya sido de gran utilidad a la hora de saber más sobre un tema del que la gente no sabe tanto como pueda parecer.

Deja una respuesta